Anadi Bienvenidos a la nueva web de ANADI
Blog
Bienvenidos a la nueva web de ANADI

Bienvenidos a la nueva web de ANADI

14-02-2017 ANADI
Juantxo Remón

Para aquellos que no me conocen, me presento. Mi nombre es Juantxo Remón y soy el actual presidente de la asociación Navarra de diabetes (ANADI).

Quería aprovechar la inauguración de nuestro blog para escribiros unas palabras y recorrer todo el tiempo que llevo unido a ANADI, que no es poco, y todo lo que me ha dado esta asociación y la gente que la compone.

Desde estas pasadas navidades ya son 17 los años que hace que debuté en diabetes tipo 1. Tras salir del hospital y al encontrarnos un poco perdidos ante tanta nueva información, el servicio de endocrinología nos recomendó ir a la asociación en búsqueda de información.

Siempre recordaré la primera vez que estuve en la sede de ANADI, que por aquel entonces se encontraba en Carlos III. Mi pareja y yo concertamos una cita con el psicólogo de ANADI, y cuando llegamos un chico moreno muy alto nos recibió abriéndonos las puertas de la asociación. Ese chico era Iñaki Lorente, psicólogo de ANADI. Para mi fue toda una sorpresa, no me lo esperaba, y es que el y yo ya nos conocíamos de la Txantrea, mi barrio de toda la vida, pero no sabía que pertenecía a la asociación y mucho menos que tenía diabetes. Jamás olvidaré las primeras palabras que me dijo al abrirme la puerta, “Mal venido”.

Y es que, ¿Como se puede decir “bienvenido” sabiendo que te estoy viendo tras esa puerta porque ahora nos une una patología crónica?

Por aquel entonces, no entendía nada de lo que me estaba pasando, lloraba y me preguntaba constantemente, ¿Porque a mi? ¿Porque yo? Fueron por lo menos dos meses los que me costó hacerme a la idea de que tenía diabetes y de que era “para toda la vida”. Para llegar a comprender lo que me estaba pasando, las charlas con Iñaki fueron fundamentales. Esas charlas me hicieron ver que había más gente igual de perdida y asustada que yo y que se podía tener una vida normal aún teniendo diabetes. No, no iba a darme por vencido. Lo que tenía que hacer era ponerme las pilas y seguir las directrices de la endocrino.

Fue el servicio médico del complejo hospitalario de Navarra, junto con la asociación, los que me ayudaron a avanzar, a aprender a vivir con diabetes, a educarme sobre como debía comer, a contar raciones de hidratos de carbono y a saber ponerme las unidades de insulina necesarias. También me enseñaron a pincharme, una de las cosas que más miedo me daba de la diabetes por aquel entonces. Imaginaos si me asustaban las agujas que al principio, si me pinchaba y me hacia daño, sacaba la aguja y la volvía a pinchar en otro sitio hasta que no me hacia daño.

Y así fue como poco a poco comencé a formar parte de la familia de ANADI. Al principio, ayudaba a Amparo Chamorro (la presidenta durante esos años) y a su junta en lo que podía, ya fuera doblar y ensobrar cartas o echar una mano en alguna actividad. En Junio del 2003 se presentó la ocasión y fui a mi primer campamento formativo de diabetes con los menores de 7 a 15 años de ANADI. Ese fue el primero de muchos campamentos viendo todo el trabajo que se hace para que todo salga bien, para que los chicos tengan una semana al año diferente, en la que se forman junto a otros niños y se divierten a la vez. Para que todos los campamentos salgan bien, contamos con un gran equipo sanitario al que siempre estaremos agradecidos: Alberto Sola, Maruja, Marga, Goretti, Sara y como no nuestros incansables monitores. Imaginaos si me gustó la experiencia, que para el año siguiente ya era responsable del campamento y por azar, presidente de ANADI.

Y quien me lo iba a decir a mi, pero aquí me encuentro celebrando 12 años de presidencia y 34 años de vida de ANADI. Más de un cuarto de siglo de asociación que solo ha sido posible gracias a esas madres y padres que con la ayuda de la Doctora Mirentxu Oyarzabal y su equipo sanitario fundaron nuestra asociación allá por los años 80.

Que deciros después de tantos años, de tanto recorrido; pues que estamos contentos de todo lo conseguido hasta ahora.

Ya somos 660 socios y amigos en ANADI. Además, recientemente, el ayuntamiento nos ha cedido un local que nuestros voluntarios han reformado y dejado muy bonito. Ya son cinco los profesionales que trabajan con nosotros, además de todas las personas voluntarias que nos ayudan día a día para que todo salga adelante. Tenemos más repercusión y reuniones con políticos, estamos intentando conseguir de una vez por todas un protocolo para los menores con diabetes en los centros escolares, luchando contra la discriminación laboral, intentando conseguir que sanidad financie los sensores y medidores continuos e intentamos seguir al pié del cañón para luchar día a día por lo que haga falta. Y todo esto gracias a vosotros, que formáis parte de la asociación.

Desde estas lineas os animo a asociaros, a participar en las actividades y talleres que realizamos desde ANADI, así como a que os paséis a conocernos por nuestros nuevos locales de la Calle Curia en Pamplona, no os arrepentiréis.

Y me despido recordando una de las frases que me dijo Iñaki en una de nuestras primeras reuniones y que más me ha marcado: “Tu no eres diabético, tu eres Juantxo Ramón y tienes diabetes, no eres diabetes.”

Así es que recordad, no os rindáis, trabajad duro y no dejéis que vosotros seáis diabetes sino haced que ella sea solo una parte de vuestras vidas.