Anadi Charla oftalmología
Gaurkotasuna
Charla oftalmología

Charla oftalmología

15-04-2019 Noticias

LAS CATARATAS
Las cataratas son una opacidad total o parcial del cristalino del ojo. Se producen cuando el cristalino, la lente natural del ojo que tiene capacidad refractiva y permite enfocar los objetos y el paso de la luz, va perdiendo transparencia progresivamente.
La aparición de las cataratas visuales forma parte del proceso natural de envejecimiento del ser humano, cuando también pueden aparecer otras patologías oculares, como el glaucoma o los problemas de retina. También existen otros factores que las propician, como la diabetes, las infecciones o traumatismos oculares y la herencia genética.

ENFERMEDADES DE RETINA
Cerca de 5 millones de personas en España se encuentran en riesgo de padecer ceguera por enfermedades de la retina y del vítreo. Muchas patologías retinianas están relacionadas con la edad y el envejecimiento de la población y este factor está provocando que aumente su prevalencia.

RETINOPATIA DIABETICA
La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes y una de las causas principales de la ceguera. Ocurre cuando la diabetes daña a los pequeños vasos sanguíneos de la retina, que es el tejido sensible a la luz situado en la parte posterior del ojo. (Vea el diagrama.) Para tener buena visión, es necesario tener una retina saludable.
Al principio no se nota ningún cambio en su visión. Pero con el tiempo, la retinopatía diabética puede empeorar y causar una pérdida en la visión.
Generalmente la retinopatía diabética afecta ambos ojos.

Las personas con diabetes, tanto del tipo 1 como del tipo 2, corren riesgo. Por eso, todas las personas con diabetes deben hacerse un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas, por lo menos una vez al año. Si usted tiene retinopatía diabética, su oculista le puede recomendar un tratamiento para prevenir el progreso de esta enfermedad.
La retinopatía diabética frecuentemente no ofrece ninguna señal de advertencia temprana. No espere a tener síntomas. Asegúrese de hacerse un examen completo de la
vista con dilatación de las pupilas, por lo menos una vez al año.
La retinopatía proliferativa se trata con cirugía láser.

Este procedimiento se llama fotocoagulación retiniana. Este tratamiento ayuda a reducir los vasos sanguíneos anormales. Su oculista le hará entre mil y dos mil quemaduras con láser en las áreas de la retina lejos de la mácula, haciendo que se achiquen los vasos sanguíneos anormales. Debido a que es necesario realizar muchas quemaduras con láser, usualmente se necesitan dos sesiones o más para completar el tratamiento. Aunque usted puede notar que ha perdido alguna de su visión lateral, la fotocoagulación retiniana puede preservarle el resto de su visión. Este tratamiento puede reducirle un poco su visión de color y su visión de noche.